miércoles, 31 de agosto de 2011

Experimentos físicos: el vaso

Siempre me han encantado los programas del tipo El mundo de Beakman, donde te instruyen sobre las leyes de la física u otras ciencias a base de experimentos. Estando en Japón me dio por probar alguno de los más interesantes, sobre todo para el ojo no entrenado. Yo, como fiel representante del bando catalogado como "los de letras", me maravillo ante lo que parece estar engañando mi sentido común.


video


¿Qué ha pasado aquí pues? Toda esa agua queriendo salir y una miserable carta se lo impide.

viernes, 26 de agosto de 2011

Del autor al lector: coste de un libro

En uno de mis programas favoritos que he visto el otro día, analizaban lo que se llevaba cada una de las partes implicadas en la producción de un libro cualquier de 1000 yenes en Japón. Estos son los resultados:

Autor: 100 yenes
Editorial: 300 yenes
Imprenta: 300 yenes
Distribución: 80 yenes
Librería: 220 yenes

Pásese el ratón por las cifras para verlo con más claridad.

miércoles, 17 de agosto de 2011

Sustos animales de carallo (2): el tigre

Ese tigre es un auténtico aficionado a los baños termales japoneses, como bien demuestra el vídeo. Sin embargo, su baño se ve interrumpido por la llegada de invitados inesperados. Ni los depredadores más voraces se pueden tomar un respiro entre presa y presa...




martes, 9 de agosto de 2011

Popo, el búho mascota

Ya he hablado en alguna ocasión del programa The Best House, pero creo que no he mencionado nunca a su más que entrañable mascota: Popo, o Popo-chan (ポポちゃん) para los japoneses. Se trata de la especie Otus lempiji, originaria de África. La característica más llamativa de esta adorable ave es su metamorfosis: en función de la enjundia del enemigo, es capaz de adquirir un aspecto más atemorizador o encogerse hasta el punto de parecer una rama gorda (o al menos es la suposición del narrador sobre lo que percibirá el enemigo).





En este segundo vídeo de otra ocasión se puede ver un punto intermedio. Cuando aparece un ave de una fuerza similar (en este caso él mismo), pasa olímpicamente (en japonés pone 無視 mushi, 'hacer caso omiso'). En esta ocasión los miembros del programa observan en vivo y en directo sus adorables transformaciones. ¡Qué monada!