viernes, 9 de enero de 2009

Galleguismos (2)

En la anterior entrada utilizábamos un diálogo ficticio entre dos gallegos para mostrar la contaminación lingüística presente en nuestra comunidad. Pues bien, ahora procederemos a señalar aquellos regionalismos que son incorrectos en castellano.

-Voy ver si doy escrito esta entrada... Ya pensara escribirla hay unos días, pero no me sentía bien de aquella.

-¿Y luego?
-Es que me dolía la espalda después de coger a mi hijo en el colo cuando paseamos por Sangenjo, en donde hacía mucha calor. Además, el butelo que preparamos en A Coruña la pota grande y ese pan reseso tampoco te me debieron sentar nada bien. De hecho, hubo que tirar con él.

Una vez descubiertos los errores, procedamos con el análisis.
  • Voy ver: esta perífrasis ingresiva usada tal cual en castellano es un calco de la estructura gallega. Si la madre naturaleza llama a un gallego sin tapujos durante la comida, este podría avisar a sus allegados con un lacónico vou mexar. Un castellano de igual lenguaje franco y directo se expresaría con un no menos sucinto voy a mear para notificar esta breve excursión al excusado con billete de ida y vuelta. La perífrasis verbal española necesita la preposición a, que brilla por su ausencia en gallego.
  • Doy escrito: otra perífrasis muy usada en gallego, totalmente incomprensible en castellano (salvo en Galicia, claro). El verbo dar se utiliza para expresar capacidad, la misma incapacidad que mostrará un habitante de Huesca para entendernos. He aquí una distinción que se hace en nuestro idioma para distinguir el permiso (poder escribir) de la propia aptitud del hablante ("dar escrito"). Así pues, debemos decir logro o consigo escribir.
  • Pensara: muy extendido también y fruto de considerables confusiones interlingüísticas. El gallego carece de tiempos compuestos (como he escrito, había llegado, etc), por lo que recurre al llamado antepretérito (cantara) para sustituir el pluscuamperfecto español (había cantado). Cuando un gallego calca esta característica al español, se producen frases como esta:

    Sí, hombre, el sitio ese en donde estuviéramos hace años.


    Lo habéis adivinado: cualquier otro español diría estuvimos o incluso habíamos estado. Estuviéramos en español pertenece al pretérito imperfecto de subjuntivo, que se usaría por ejemplo en una frase hipotética:

    Si estuviéramos ahí, otro gallo cantaría.

    Así pues, es otro nuevo calco gramatical, que no léxico, ya que el pluscuamperfecto en gallego sería estiveramos. Es decir, no es que los gallegos utilicen la palabra gallega al hablar en castellano, sino que utilizan incorrectamente la palabra castellana. En la siguiente entrada veremos también ejemplos de palabras gallegas inexistentes en castellano.
Otro de los errores verbales más comunes entre los gallegos es la utilización de *andé (andei en gallego) por anduve o *traducí/conducí por traduje/conduje. Asimismo, debido a la ausencia de tiempos compuestos en gallego, es frecuente oír en estas tierras frases del tipo yo eso lo tengo leído en el periódico muchas veces. La perífrasis tener + participio es aceptable en español, siempre que el objeto directo concuerde en género y número con el participio. Así pues, debemos decir yo esos libros los tengo leídos y requeteleídos, y no *yo esos libros los tengo leído muchas veces. El gallego, al carecer de tiempos compuestos, necesita el verbo tener para formar este tipo de frases (¿cuántas veces se lo has pedido? / ¿cantas veces llo tes pedido?).
  • Hay: probablemente la menos extendida de estas incorrecciones. Curiosamente, el error que se suele producir en este caso es el inverso: la palabra mal utilizada en gallego por influencia del castellano. Hace unos días se dice en gallego correcto hai uns días (verbo haber), y no fai uns días (verbo hacer). Quien usa bien el término en gallego es susceptible de caer en el calco al hablar castellano.
  • De aquella: he aquí una mera castellanización del adverbio gallego daquela, que equivale a la construcción castellana por aquel entonces.
  • ¿Y luego?: otra traducción y otro uso gracioso en castellano de la construcción gallega ¿e logo? Luego es un adverbio temporal y una conjunción ilativa (entre otras acepciones) en ambos idiomas. Pienso, luego existo no quiere decir que Descartes pensase antes de existir (temporal), sino que el poder pensar implica existencia (modal). Pienso, por lo tanto existo (que no pienso, después existo). Al equivaler a por consiguiente, este uso galaico no es comprensible en español, que diría ¿Y eso? o ¿Por qué? en estos casos. Como curiosidad, en algunas regiones de España luego se usa como sinónimo de "inmediatamente": lo sé por las anécdotas que me contaba una amiga sobre las cosas que le encargaban con un "hazlo luego" que ella interpretaba como 'después', cuando en realidad significaba ipso facto.
Estoy algo cansado. Luego será mejor dejar para luego la tercera parte de este artículo, en el que analizaremos el resto de incorrecciones.

¡Hasta luego!

2 comentarios:

  1. Interesante entrada. Tengo hablado de esto con varias personas; sí, tengo hablado, y lo digo así porque creo que a veces los gallegos consideramos que ciertas expresiones son incorrectas en castellano cuando en realidad sólo son poco comunes. En la mayoría de las que comentas aquí no tengo nada que objetar, pero recuerdo en concreto un capítulo de Los Serrano en el que Jesús Bonilla, castellano de pura cepa, riñe a alguien por haber hecho algo mal y finalmente le dice: "Te lo tengo dicho". De vez en cuando me tropiezo con hablantes de fuera de Galicia que dicen cosas que creía o me habían dicho que eran gallegas. Lo que no sé es si esto de tener + participio se puede usar siempre tan alegremente o está limitado, como por ejemplo el imperfecto de subjuntivo, que a veces se usa indicando pasado ("J.M. Aznar, el que fuera presidente del Gobierno, bla bla...").

    ResponderEliminar
  2. Hola, Grilo do demo. No sé cómo has llegado hasta aquí, pero tiene mérito. Efectivamente, ese uso de tener + participio también despertaba dudas en lo más profundo de mi ser, pero según el Diccionario panhispánico de dudas:

    «4. tener + participio. El verbo tener se usa como auxiliar, seguido del participio de un verbo transitivo, con el mismo sentido que haber cuando forma los tiempos compuestos de la conjugación: "Pues la mujer, según tengo oído [= he oído], estuvo sirviendo en su casa antes de casarse". A menudo la construcción con tener añade un matiz de reiteración o insistencia: "¡Le tengo dicho [= le he dicho muchas veces] que no me los deje subir al segundo piso, carajo!" (Gamboa Páginas [Col. 1998]).»

    Lo único que debemos tener en cuenta es que debe concordar en género y número con el complemento directo: «Los pocos libros que hay aquí los tiene leídos y releídos»; «¿Quién no tiene oídas historias de baqueanos que encuentran huellas donde nadie las supo ver?»

    Esto sería incorrecto:
    *«Estados Unidos [...] parece tener asegurado esta segunda plaza»

    Tampoco sería incorrecto utilizarlo con VERBOS INTRANSITIVOS. Por ejemplo, en La Voz de Galicia leo «De feito, xa tiña participado outras veces». No sería correcto decir *«Ya tenía participado» en castellano.

    Respecto a tu frase («J.M. Aznar, el que fuera presidente del Gobierno»), se trata de un uso incorrecto del imperfecto de subjuntivo, utilizado con valor de pretérito pluscuamperfecto. Debería decirse «J. M. Aznar, el que fue presidente del Gobierno». En realidad, es una muy buena pregunta.

    Si no lo ves claro, piensa en esta otra frase:

    «No sabía que fuera ministro».

    De esta frase se infiere que es ministro AHORA. También podrías sustituirlo por "era". Si el imperfecto de subjuntivo tuviese el valor del pluscuamperfecto de indicativo, esta frase sería ambigua. Si ya no es ministro, entonces:

    «No sabía que había sido ministro».

    ResponderEliminar